Más de 400.000 palestinos dejarán de recibir prestaciones médicas en medicina general, laboratorio, radiología y otras especialidades y 270 funcionarios a tiempo completo, entre ellos 150 profesionales, quedarán sin trabajo por seis meses.

Las fuerzas israelíes allanaron y cerraron un importante centro de Salud en la ciudad ocupada de Cisjordania de Al Bireh, después de incautar cuatro computadores y destrozar las instalaciones, según denunció Shatha Odeh, directora general del Comité de Trabajo Sanitario (HWC).

Además, Odeh añadió que la decisión israelí de cerrar por seis meses el centro se ampara en pretextos de seguridad inexistentes y que es la segunda vez que la sede es asaltada en los últimos dos meses. El 8 de marzo, soldados israelíes saquearon las sedes del Comité de Trabajo Sanitario e incautaron los discos duros de siete computadores y otros documentos antes de irse.

En ese contexto, Odeh prometió que el centro de Salud seguirá realizando su trabajo aunque tenga que buscar otro lugar. El Comité de Trabajo Sanitario es una organización no gubernamental de Salud y desarrollo creada en 1985, y que tiene como objetivo satisfacer las necesidades de atención en Salud de la población palestina que vive bajo ocupación israelí, especialmente de los pobres y los marginados.

El centro de Salud beneficia a más de 400.000 palestinos, 270 funcionarios trabajan en el plantel a tiempo completo, además de 150 profesionales, y en él se ofrecen prestaciones médicas en medicina general, laboratorio, radiología y otras especialidades.

 

Fuente: Wafa

Edición: Comunidad Palestina de Chile