El agente arriesga una condena de 12 años de cárcel efectiva. Su caso fue comparado con el asesinato de George Floyd en Estados Unidos y provocó una serie de manifestaciones contra la violencia policial israelí.

La fiscalía israelí presentó cargos en contra de un agente de la policía de ocupación por homicidio imprudente tras asesinar a Eyad Hallaq, palestino autista, quien murió luego de recibir un disparo mientras se dirigía a su escuela para personas con discapacidad, el año pasado.

El cargo contra el oficial es de 20 años y conlleva hasta doce años de prisión. Eyad Hallaq fue un residente de 32 años del vecindario de Wadi Joz en Jerusalén Este, quien fue herido mortalmente justo en el interior de la Puerta de los Leones de la Ciudad Vieja el pasado 30 de mayo de 2020.

Los fiscales del departamento de investigaciones internas de la policía indicaron en un comunicado que la decisión de acusar al agente “se tomó tras un profundo examen de las pruebas, de todas las circunstancias del incidente y de las afirmaciones escuchadas durante la audiencia”.

Afirmaron que la muerte de Hallaq fue un “incidente grave y desafortunado” y que el agente le disparó “mientras corría un riesgo irrazonable de causarle la muerte”.

Hallaq, dado su condición especial, no oyó los llamados de miembros de la policía de ocupación a detenerse y fue perseguido hasta que cayó muerto de un disparo por la espalda.

Según la profesora de Hallaq los agentes le preguntaron “¿dónde está el arma?”. Ella respondió: “¿qué pistola?”. En ese momento, el agente investigado volvió a disparar contra Hallaq, a pesar de los gritos de la mujer afirmando que era “discapacitado”.

En aquellos casos de ataques contra las fuerzas de seguridad israelíes, la policía suele hacer públicas rápidamente las imágenes de las cámaras de seguridad y este claramente no fue el caso. Los palestinos y los grupos de derechos humanos afirman que Israel tiene un pobre historial de procesamiento de casos de violencia policial contra palestinos.

Ayman Odeh, jefe de la Lista Conjunta de partidos árabes en el Parlamento de Israel, respondió en Twitter, calificando la acusación de homicidio imprudente como “una acusación exasperante y denigrante”.

El tiroteo de Hallaq suscitó comparaciones con el asesinato de George Floyd en Estados Unidos y provocó una serie de manifestaciones contra la violencia policial.

Fuente: Al Jazeera

Edición: Comunidad Palestina de Chile