Al menos 9 de cada 10 investigaciones de ataques  contra  mezquitas e iglesias palestinas no recibieron sanción entre 2018 y 2020. El sistema judicial israelí ha sido cómplice de la impunidad con que actúan diversos grupos ultranacionalistas sionistas y raramente llega a condenar a los culpables, profundizando el régimen de Apartheid, denuncian organizaciones de Derechos Humanos.

 

Tras una solicitud de libertad de información presentada a la policía israelí, el abogado Tal Lieblich -impulsor de la iniciativa- constató que 9 de cada 10 investigaciones de ataques de odio contra mezquitas e iglesias palestinas entre 2018 y 2020 quedaron impunes, porque “no se pudo identificar a los autores”, según informó el diario israelí Haaretz.

A pesar de que todas las investigaciones son de interés público y han sido denunciadas por medios de comunicación israelíes, las peticiones de apertura de expedientes raramente son públicas y entregan información detallada y tampoco están vinculadas a una investigación en concreto.

Entre los delitos de odio que se produjeron en estos dos años se encuentran la destrucción del cementerio del monasterio de Beit Jamal, la vandalización de una mezquita en Jish, así como el pinchazo de neumáticos y el daño a decenas de automóviles.

La organización israelí de Derechos Humanos, Yesh Din, litigó para que se cerrarán tres de los casos de vandalización de edificios religiosos en Cisjordania. Uno de estos casos ocurrió en 2019, cuando una mezquita fue destruida en el pueblo de Deir Dibwan y fue pintada con grafitis que decían “Am Yisrael Chai” o “el pueblo de Israel vive” -un lema de los sionistas israelíes- a lo largo de las paredes. Dos meses después el caso se cerró debido a la incapacidad de las autoridades para identificar a los autores.

Datos proporcionados por la organización -que solo contabiliza los casos en Cisjordania- revelan que el 82% de los crímenes de odio registrados entre 2005 y 2019 fueron rápidamente cerrados y quedaron en la impunidad.

El sistema judicial israelí, según denuncian organizaciones de Derechos Humanos, ha sido cómplice de la impunidad con que actúan diversos grupos ultranacionalistas sionistas en contra de los palestinos y raramente llega a condenar a los culpables, profundizando el régimen de Apartheid que se impone a los palestinos por parte de las autoridades de Israel, quienes son juzgados por tribunales militares, a diferencia de los israelíes que son sometidos en tribunales civiles.

Fuente: Palestine Chronicle

Edición: Comunidad Palestina de Chile