Los exaltados irrumpieron en los patios del tercer lugar más sagrado para los musulmanes, en momentos en que los fieles palestinos realizaban sus oraciones.

 Bajo la protección de las fuerzas de ocupación, 59 colonos israelíes irrumpieron en los patios de la mezquita de Al Aqsa, ingresando de manera violenta e imprevista por la puerta de Al Mughrabi, justo en el momento en que cientos de fieles palestinos realizaban sus oraciones talmúdicas, antes de que salieran por la puerta de Al Silsila.

Las fuerzas israelíes atacan y asaltan a los fieles palestinos en los patios de la mezquita con granadas de sonido, balas de goma y gas pimienta. Se ubican a las puertas de la mezquita y detienen a decenas de jóvenes y niños palestinos, después de agredirlos, en un claro acto de provocación e incitación al odio.

Las autoridades de ocupación israelíes permiten las incursiones de colonos en la mezquita desde 2003, a pesar de las repetidas objeciones y advertencias de las autoridades religiosas palestinas, ya que las visitas provocan a los fieles de la mezquita.

Fuente: Qudsnen

Edición: Comunidad Palestina