El Gobierno palestino había cancelado el acuerdo anterior con Israel, tras descubrir que las dosis estaban a punto de vencer.

La ministra de Salud de la Autoridad Palestina (AP), Mai Al Kaila, confirmó que el gobierno palestino renegociará con Pfizer e Israel la renovación del acuerdo para recibir un millón de vacunas para la población palestina.

“Reanudaremos las conversaciones con Pfizer para obtener las vacunas que caducan a finales del mes de julio lo antes posible, de modo que tengamos tiempo suficiente para vacunar a todos los grupos establecidos según el plan nacional de vacunación”, con el que la AP espera alcanzar una tasa de inmunidad del 70%, dijo Al Kaila.

El Gobierno palestino había cancelado la semana pasada el acuerdo anterior con Israel, tras descubrir que las dosis no cumplían con los criterios técnicos y que estaban a punto de vencer. La entrega inicial de las dosis de Pfizer-BioNtech no se ajustaba “a las especificaciones contenidas en el acuerdo y, en consecuencia, el primer ministro Mohammad Shtayyeh dio instrucciones a la ministra de Salud para que cancelara el acuerdo”, dijo el portavoz de la AP, Ibrahim Melhem.

Además de estas dificultades, Israel condicionó lo pactado. “Entre los problemas estaba la objeción de Israel a la firma del acuerdo con el “Estado de Palestina”, así como el intento de impedir que las vacunas llegarán a la Franja de Gaza, lo que fue rechazado categóricamente por el Ministerio de Sanidad”, explicó Al Kaila.

A pesar de que Israel se niega al envío de vacunas a los palestinos, está obligado como potencia ocupante a proporcionar los insumos, según los Acuerdos de Oslo firmado en la década de los 90, entre Yasser Arafat e Yitzhak Rabín, con el auspicio del gobierno de Estados Unidos, liderado entonces por el Presidente Bill Clinton.

Fuente: Monitor de Oriente

Edición: Comunidad Palestina de Chile