Los 50 millones de dólares prometidos por Washington y aprobados por el Congreso, fueron retenidos por un resquicio legal del legislador republicano, quien busca impedir que los fondos sean direccionados a la Autoridad Palestina.

 Usando un resquicio legal que data desde 2018, el senador republicano, James Risch, impidió que un fondo de 50 millones de dólares fueran entregados para iniciar el proceso de reconstrucción de Gaza,  tras ser bombardeada por Israel, dejando 279 palestinos muertos, entre ellos 69 niños.

El 25 de mayo el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, prometió al presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmoud Abbas, que Washington proporcionaría esos fondos que fueron aprobados por el Congreso. Sin embargo estos se encuentran retenidos, después que James Risch, junto a otros legisladores republicanos, acusara a la Autoridad Palestina de utilizar con anterioridad 150 millones de dólares para otros fines.

La postura de Risch fue explicada en una carta escrita por él, que denunciaba que Mahmoud Abbas, habría transferido dineros a las familias de los mártires palestinos asesinados por Israel. Mientras que los defensores de la ayuda estadounidense a los palestinos afirman que la retención de los fondos está motivada por razones políticas y que finalmente tendrá que ser levantada. Prueba de ello es que un amplio grupo de demócratas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, encabezado por el representante Jamie Raskin, que es de religión judía, ha exigido a Risch que libere la ayuda.

En 2018, el Congreso de Estados Unidos aprobó una nueva ley, llamada “Ley de la Fuerza Taylor”, que lleva el nombre de un estudiante de posgrado estadounidense que habría sido asesinado por un palestino durante un viaje de intercambio en Israel. La ley permite a los legisladores cortar la ayuda a los palestinos si estos fondos son destinados a pagos de “mártires”.

Ese mismo año, el ex presidente Donald Trump cortó 200 millones de dólares de ayuda estadounidense designada para la agencia de ayuda de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos en Medio Oriente (UNRWA), pero el actual presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció en abril que restablecerá  150 millones para apoyar las labores de la agencia.

Fuente: Al Jazeera

Edición: Comunidad Palestina de Chile