Las imágenes muestran cómo el joven es baleado al interior de su auto, para luego ser arrastrado y abandonado en la calle del barrio de Um Shayeret, un suburbio ubicado a 20 kilómetros al norte de Jerusalén.

La ONG israelí B´Tselem difundió impactantes imágenes, que fueron hoy reproducidas por el diario El País, de España, en las que se observa cómo Ahmad Abdu, de 25 años, es asesinado, contradiciendo la versión de la policía israelí, que indica que el joven palestino habría fallecido durante un procedimiento policial. Las imágenes comprueban de que se trataría de un asesinato selectivo, ocurrido el 25 de mayo.

En el vídeo se observa a cuatro agentes de una unidad encubierta conocida como Mustasarbeen, quienes abren fuego de manera indiscriminada contra Abdu, cuando éste se disponía a encender su vehículo, estacionado frente a la casa de un familiar en una calle del barrio de Um Sayeret, un suburbio ubicado a 20 kilómetros al norte de Jerusalén.

Aparentemente malherido, el joven palestino llegó a abrir la puerta de su auto, mientras los agentes lo rodeaban para arrastrarlo hacia el exterior. Los policías se alejaron después de la zona, a los tres minutos de haber iniciado el tiroteo, y le dejaron abandonado sin prestarle primeros auxilios.

Según los relatos de testigos presenciales recogidos por B’Tselem, Abdu se encontraba con vida al momento de ser auxiliado por los vecinos. Uno de ellos era el enfermero Wahib Mayadba. “Estábamos todos dormidos, en casa, cuando empezó el tiroteo. Escuché al menos tres disparos y solo pude salir cuando se marcharon los agentes que lo rodeaban”, aseguró Wahib, quien confirmó que el herido presentaba pulso apenas perceptible, antes de dar aviso a una ambulancia de la Media Luna Roja Palestina. “No me atreví a moverlo por temor a causarle lesiones internas; se desangraba por el hombro”, recordó.

Abdu fue trasladado 15 minutos después al Complejo Sanitario Palestino, en Ramallah, donde ingresó ya sin signos vitales, según confirmó su director, Ahmad Al Bitawi. El médico dijo que el cuerpo presentaba orificios de bala en la parte izquierda del tórax y las piernas, y signos de abrasión por haber sido arrastrado.

B’Tselem calificó este hecho criminal como un “asesinato selectivo” y explicaron que “disparar fuego real contra una persona que está sentada en un automóvil y que no representa una amenaza para los agentes, sin haber intentado siquiera su arresto formal, no es una “operación de detención”.

Fuente: El País

Edición: Comunidad Palestina de Chile