Al bloqueo terrestre, aéreo y marítimo impuesto por Israel, ahora se suman medidas restrictivas para la agricultura del enclave costero.  

Una medida sin precedentes es la que aplicará Israel contra los agricultores de Gaza al exigirles sacar la corona de los tomates como condición para ser comercializados fuera del enclave costero.

La iniciativa fue anunciada por el Ministerio de Agricultura palestino, quien informó que Israel impuso esta nueva normativa para que los camiones que transportan la fruta pasen por el cruce fronterizo de Karm Abu Salem.

Las autoridades israelíes no han explicado la razón de dicha medida, pero esta restricción golpeará fuertemente los mercados de Cisjordania Ocupada y los países árabes, porque hará que el tomate se pudra más rápido.

En 2007, Israel impuso un bloqueo terrestre, aéreo y marítimo contra la Franja de Gaza y después de la ofensiva de 11 días, que dejó más de 250 palestinos muertos, entre ellos 67 niños, aumentó las restricciones, bloqueando la entrada de casi 6.500 camiones que transportaban cargamentos de fabricación, neumáticos y piezas de automóviles y prohibiendo la salida de otros 300 transportes cargados de verduras, ropa y muebles, según señala la Cámara de Comercio del Distrito de Gaza.

Los agricultores palestinos de Gaza que dependen económicamente del envío y comercialización de sus cosechas, afirman haber sufrido una pérdida total, de más de 16 millones de dólares desde mayo, tras el cierre de los pasos fronterizos por parte de Israel.

 

Fuente: Qudsnen

Edición: Comunidad Palestina de Chile