La Comunidad Palestina de Chile manifiesta su preocupación por las constantes denuncias de abusos y acciones constitutivas de violaciones a los Derechos Humanos por parte de fuerzas de Seguridad de la Autoridad Palestina. Creemos que el respeto a las garantías fundamentales es un presupuesto básico en cualquier sistema, sobre todo si se gobierna a un pueblo que es victima desde hace más de 73 años de una violación sistemática de sus Derechos Fundamentales. 

Es por lo mismo que condenamos en los términos más enérgicos la muerte del activista Nizar Banat, ocurrido mientras estaba bajo custodia de Fuerzas de Seguridad Palestina, el cual fue detenido a altas horas de la madrugada, sin cargos conocidos. Además de toda la violencia ejercida en contra de la población civil en las sucesivas protestas generadas luego de la muerte de Nizar Banat. 

Recordamos al Presidente Mahmoud Abbas de que bajo su mandato Palestina ha asumido una serie de responsabilidades con el respeto de los Derechos Humanos en función de tratados internacionales que generan obligaciones que claramente han sido violadas en los últimos días.

En el mismo sentido creemos esencial el que existan procesos democráticos en orden a revalidar el liderazgo palestino, tanto para la elección de las autoridades en el Territorio Palestino Ocupado, materializando las elecciones a la brevedad posible, como un proceso de reconstrucción de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) única instancia de verdadera representación del Pueblo Palestino.