Los barrios de Batn Al Hawa, Wadi Hilweh y Al Bustan también están bajo la amenaza de demolición, con el pretexto de que los palestinos no tienen los permisos para permanecer en sus casas y en sus propias tierras.

El Centro de Información de Wadi Hilweh (SILWANIC) informó que decenas de colonos, bajo la protección de las fuerzas israelíes, irrumpieron el viernes por la noche en un edificio de la ciudad de Jerusalén Este. Según el mismo centro, los colonos utilizaron un camión para bloquear el acceso al barrio de Wadi Hilweh, antes de “tomarse” el edificio.

La propiedad del edificio de 160 metros cuadrados no está clara, ya que fue transferido entre varias familias y arrendado por otras en los últimos siete años.

Horas antes de acceder a la propiedad, una veintena de colonos entraron en el mismo barrio y se distribuyeron en diversos puestos de avanzada establecidos en territorios pertenecientes a palestinos.

En ese sentido, la apropiación ilegal del edificio marca el establecimiento del primer puesto de avanzada en el patio Al Fakhouri de Wadi Hilweh.

Mientras el municipio de ocupación israelí se niega a permitir que los palestinos construyan o restauren sus edificios en Silwan, a los colonos se les da todas las garantías para remodelarlos y ampliarlos, con el consentimiento del municipio de Jerusalén Ocupado.

En la actualidad, cientos de viviendas palestina de diferentes zonas de Silwan, Batn Al Hawa, Wadi Hilweh y Al Bustan, están bajo la amenaza de demolición, con el pretexto de que los palestinos no tienen los permisos para permanecer en sus casas y en sus propias tierras.

En ese marco, los palestinos sostienen que las órdenes forman parte de un plan de limpieza étnica israelí destinado a vaciar Silwan, para así dar paso a colonos israelíes y convertirlo en lo que llaman la “Ciudad de David”.

 

Fuente: WAFA

Edición: Comunidad Palestina de Chile