Los colonos israelíes insisten en apropiarse de viviendas y tierras palestinas para construir lo que llaman la “Tierra de Israel”

Estados Unidos criticó el plan de Israel de mantener intacto el asentamiento ilegal de Evyatar y convertirlo en una base militar. Se esperaba que el puesto de avanzada en Cisjordania Ocupada fuera arrasado porque viola no sólo el Derecho Internacional, sino también la ley israelí.

Sin embargo, el gobierno dirigido por el ultranacionalista de extrema derecha Naftali Bennett, uno de los principales defensores de los asentamientos ilegales israelíes, llegó a un acuerdo con los colonos para mantener sus casas móviles intactas y establecer una base para las tropas israelíes.

“Creemos que es fundamental abstenerse a dar pasos unilaterales que exacerben las tensiones y socaven los esfuerzos para avanzar en medidas iguales de libertad, seguridad y prosperidad, en una solución negociada de dos Estados”, manifestó un vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos respecto al asentamiento de Evyatar. “Esto incluye ciertamente el establecimiento de nuevos puestos de avanzada que son ilegales incluso bajo la ley israelí”, agregó el delegado de EE.UU.

Washington esperaba que el gobierno de ocupación tomará medidas para eliminarlo, dado que el Ministerio de Defensa reconoció que fue construido sin los permisos adecuados en un terreno que no pertenece a las autoridades israelíes.

En ese contexto, se espera que los funcionarios de la ocupación evacuen hoy a decenas de colonos israelíes de Evyatar tras el acuerdo. Por otro lado, las autoridades de Israel examinarán la situación legal del terreno.

Los líderes de la comunidad de colonos se atribuyen la victoria a pesar de la evacuación. Saben que, al final, los hechos sobre los terrenos creados por el puesto de avanzada ilegal conducirán a otro asentamiento permanente sólo para israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados.

“Se trata de un plan estratégico”, aseguró el jefe del Consejo Regional de Samaria, donde se encuentra el asentamiento, al diario israelí Times of Israel. “En última instancia, nuestra principal misión es construir la Tierra de Israel y mantener la unidad de nuestro pueblo”, añadió el jefe del Consejo.

 

Fuente: Middle East Monitor

Edición: Comunidad Palestina de Chile