Los israelíes extremos utilizaron palos y piedras para atacar a los civiles palestinos en Maghayer Al Abeed, noreste de Yatta, según el Comité  Popular Antimuro y de Asentamiento

Un padre palestino y su hijo sufrieron hoy heridas graves tras un ataque de colonos en el área de Masafer Yatta, al sur de Hebrón, según una fuente local consignada por la agencia Wafa. El coordinador de los Comités Populares Antimuro y de Asentamiento en el sur de Hebrón, Rateb Jbour, dijo que un grupo de colonos armados utilizó palos y piedras para atacar a los civiles palestinos en Maghayer Al Abeed, al noreste de Yatta, hiriendo a padre anciano y su hijo, en la cabeza y la mano.

Las víctimas fueron trasladadas de urgencia a un hospital en la ciudad de Hebrón para recibir tratamiento urgente, donde los médicos describieron sus heridas como graves.

Mientras tanto, la Alianza por los Derechos Humanos, un grupo de activistas que documenta los abusos de los Derechos Humanos en Palestina, dijo que las fuerzas israelíes detuvieron a dos palestinos, incluido un abogado, de la aldea de Masafer Yatta Al Rakeez.

Los detenidos se habían unido a un grupo de activistas que ayudaron a retirar dos tiendas de campaña instaladas por colonos del puesto de avanzada colonial de Avigal, como un medio para apoderarse de la tierra palestina y expandir así la colonización israelí en la zona.

Masafer Yatta congrega a casi 19 aldeas que dependen en gran medida de la cría de animales como principal fuente de sustento.

Situada en la Zona C de Cisjordania, bajo pleno control administrativo y militar israelí, la zona ha sido objeto de repetidas violaciones israelíes por parte de colonos y soldados que tienen como objetivo su principal fuente de vida: el ganado.

Ha sido designada como una zona militar israelí cerrada para entrenamiento desde la década de 1980 y, en consecuencia, se la denomina Zona de Tiro 918.

Las violaciones israelíes contra el área incluyen la demolición de graneros, casas y estructuras residenciales. La emisión de permisos de construcción por parte de Israel a los palestinos locales de la zona es inexistente.

 

Fuente: Wafa

Edición: Comunidad Palestina