Ghazanfar Abu Atwan es uno de los cientos de palestinos encarcelados bajo el concepto de detención administrativa, procedimiento usado por el Ejército israelí para detenerlo de manera indefinida sin cargos ni juicio.

La Comisión de Asuntos de Prisioneros Palestinos advirtió sobre el grave deterioro de la salud del joven Ghazanfar Abu Atwan, tras 61 días en huelga de hambre en una cárcel israelí, luego de ser arrestado en la ciudad de Dura, Hebrón, en octubre de 2020 por el Ejército de Israel.

Luego de su último arresto y tras cumplir una pena por detención administrativa, se le aplicó nuevamente otra similar, lo cual motivó la huelga de hambre indefinida, que lo tiene en graves condiciones y que pone en riesgo su vida.

Qadri Abu Bakr, director de esa institución, denunció que Abu Atwan sufre de entumecimiento en las extremidades y padece taquicardias e incapacidad de hablar y desplazarse por sus propios medios. “Israel está practicando un lento asesinato”, indicó el funcionario, quien reclamó su inmediata liberación e hizo un llamado comunidad internacional y a los organismos de derechos humanos para interceder en el caso.

Por su parte, la ministra palestina de Salud, Mai Al Kaila, informó que el estado de salud del prisionero, Abu Atwan, “es muy peligroso y enfrenta el riesgo de muerte súbita o parálisis, ya que la falta de líquidos ya afectó las funciones de sus órganos vitales como el corazón y los riñones, lo que provocó su pérdida del conocimiento”.

Ghazanfar Abu Atwan es uno de los cientos de presos palestinos detenido bajo el concepto de detención administrativa, procedimiento que permite al Ejército israelí detener de manera indefinida sin cargos ni juicio a los palestinos.

Violación de los derechos palestinos

La detención administrativa es un procedimiento que constituye una violación del artículo 9 (2) del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos que reconoce el derecho de un individuo detenido a “ser informado, en el momento de su detención, de las razones de la misma, y notificada, sin demora, de la acusación formulada contra ella”.

Estos procedimientos también violan el artículo 9 (1) de la citada convención, en el que se expone que “nadie deberá ser arrestado o detenido arbitrariamente” y “nadie podrá ser sometido a detención o prisión arbitrarias. Nadie podrá ser privado de su libertad, salvo por las causas fijadas por ley y con arreglo al procedimiento establecido en ésta”.

Asimismo, la detención administrativa es utilizada con frecuencia – en contravención directa del Derecho Internacional – como forma de castigo colectivo y criminal, en lugar de como forma de prevención de una posible amenaza futura.

Los palestinos son habitualmente juzgados en tribunales militares israelíes. Estos no garantizan su derecho a un juicio justo y no cumplen con los estándares internacionales que velan por su derecho de igualdad ante la ley.

Como la detención administrativa no tiene juicio, la revisión de los casos de detenciones administrativas las realiza un tribunal judicial de control ante un juez militar y no un comité.

Fuente: Al Dammeer / Prensa Latina

Edición: Comunidad Palestina de Chile