La asociación cultural sionista canadiense perdería su condición por contravenir las directrices para las organizaciones benéficas.

El abogado Khaled Mouammar, junto al rabino David Mivasair, miembro de Voces Judías Independientes, solicitaron a la Canada Revenue Agency (CRA), que investigue si las operaciones y actividades de la Canadian Zionist Cultural Association (CZCA), cumplen con las directrices para las organizaciones benéficas registradas en Canadá y, en caso contrario, que revoque el estatus benéfico del grupo.

Según las normas de la CRA, apoyar a las fuerzas armadas de su país es considerado como caridad, mientras que apoyar a algún Ejército de otro, no lo es. Sin embargo, el sitio web de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) nombra a CZCA como una organización “autorizada para recaudar donaciones a su favor”.

“Creemos que nuestra denuncia demuestra que la Asociación Cultural Sionista Canadiense está violando la ley de caridad canadiense”, explica el rabino David Mivasair. “Las normas de la Agencia de Ingresos de Canadá establecen claramente que el apoyo a las Fuerzas Armadas de otro país no es caritativo. Sin embargo, el sitio web de las Fuerzas de Defensa de Israel nombra explícitamente a la Asociación Cultural Sionista Canadiense como una organización “autorizada para recaudar donaciones para las FDI”.

En 2019, CZCA asignó más de 1,7 millones de dólares a YAHAD, que afirma ser “100% para el bienestar y el bienestar de los soldados de las FDI” y afirma que “con todos los gastos generales financiados por el Ministerio de Defensa de Israel, el 100% de todas las donaciones se utilizan para sus objetivos sin ningún tipo de gastos generales”.

El sitio web de la Association of Soldiers Israel-Canada dice que es “la única organización sin ánimo de lucro en Canadá autorizada por las FDI para apoyar a los soldados de Israel en servicio activo. Somos el socio canadiense de YAHAD – United for Israel’s Soldiers”.

Mientras que en el año 2018, más de 250 mil dólares fue recaudado por organizaciones benéficas canadienses registradas para proyectos en Israel. Se sospecha que esos fondos van a grupos que respaldan al ejército israelí, a organizaciones racistas y a los asentamientos de Cisjordania, todo lo cual debería contravenir la ley de caridad canadiense.

Es por eso que solicitan que “la CRA debe investigar si CZCA está cumpliendo con su normativa para organizaciones benéficas registradas. Si está violando la ley, el estatus de organización benéfica de la Asociación Cultural Sionista Canadiense debe ser revocado”.

 

Fuente: Safa

Edición: Comunidad Palestina de Chile