Las autoridades israelíes emitieron la decisión de demoler una mezquita en construcción en la ciudad nororiental de Jerusalén, Issawiya.

Fuentes locales dijeron a Alqastal que la decisión fue emitida por el municipio de ocupación en Jerusalén, señalando que incluía la demolición de la “Mezquita Al Taqwa en un plazo de 15 días”.

Las fuentes añadieron que el terreno de 300 metros en el que se construyó la mezquita fue “abandonado por las autoridades de ocupación”, señalando que previamente habían detenido las obras de construcción de la mezquita.

Además de la mezquita, las fuentes dijeron que el ayuntamiento había notificado a los residentes de la zona la demolición de “dos casas y la red eléctrica en la aldea oriental de Beit Dajan, en Nablus”.

El ejército israelí ha estado llevando a cabo actividades de demolición en toda la Cisjordania ocupada, como preparación para la construcción de nuevos asentamientos residenciales, considerados “ilegales” por las Naciones Unidas.

En agosto, las autoridades israelíes demolieron, obligaron a demoler o se apoderaron de 118 estructuras de propiedad palestina en toda Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental. Según los informes, esta medida desplazó a 191 personas, entre ellas 116 niños, y afectó a los medios de subsistencia o al acceso a los servicios de casi 1.400 personas más.

Fuente: Monitor de Oriente