El Coordinador Especial de la ONU para el Proceso de Paz en Medio Oriente, Tor Wennesland, exigió a las autoridades israelíes que pongan fin al desplazamiento de palestinos en Jerusalén Oriental Ocupado.

El llamado de Wennesland en la sesión informativa del Consejo de Seguridad de la ONU se produjo después de que las fuerzas israelíes demolieran el miércoles la casa de un palestino que está en el centro de una campaña contra la expulsión en el barrio de Sheikh Jarrah.

La policía israelí acudió a la casa de la familia Salhiyeh antes del amanecer y los expulsó para después demoler la vivienda.

Wennesland expresó su preocupación por la posibilidad de desalojar a más familias palestinas de sus hogares en los barrios de Sheikh Jarrah y Silwan, lo que, según él, podría desencadenar la violencia.

“Pido a las autoridades israelíes que pongan fin a los desplazamientos y desalojos de palestinos, en consonancia con sus obligaciones en virtud del derecho internacional, y que aprueben planes adicionales que permitan a las comunidades palestinas construir legalmente y atender sus necesidades de desarrollo”, dijo Wennesland.

La policía israelí dijo que aplicó una orden de desalojo aprobada por el tribunal de lo que llamó “edificios ilegales construidos en terrenos designados para una escuela”.

La casa ha estado en el centro de una campaña contra la expulsión desde 2017, cuando las autoridades municipales israelíes asignaron el terreno donde se encuentra la casa para construir una escuela.

La familia Salhiyeh dijo que han estado viviendo en la casa desde 1948 después de que fueron expulsados del barrio de Ein Karem en Jerusalén Occidental.

Fuente: Monitor de Oriente