Siete organizaciones judías estadounidenses publicaron una carta abierta en la que piden a los principales dirigentes de Israel que tomen “medidas inequívocas” para poner fin al “terrorismo y la violencia política continuos cometidos por extremistas judíos israelíes en Cisjordania contra la población palestina”.

“Instamos a todo el gobierno israelí a que se una en una condena enérgica contra estos actos, a que trabaje con decisión para que los responsables rindan cuentas y a que afronte las crecientes amenazas de estos extremistas con la determinación y la seriedad que requiere esta grave situación”, escribieron.

La carta fue firmada por la Liga Antidifamación, la Conferencia Central de Rabinos Americanos, el Foro de Política de Israel, el Consejo Nacional de Mujeres Judías, la Asamblea Rabínica, la Unión para el Judaísmo Reformista y la Sinagoga Unida del Judaísmo Conservador. Se dirigió al primer ministro israelí, Naftali Bennett, así como al ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, y al ministro de Defensa, Benny Gantz.

La carta, que no utiliza la palabra “colono”, señalaba el daño causado por estos incidentes a la “imagen y las relaciones de Israel con el gobierno de Estados Unidos, el pueblo estadounidense y los judíos estadounidenses”, así como al estatus de Israel como democracia.

Los actos violentos de los colonos israelíes contra los palestinos en Cisjordania se han hecho cada vez más frecuentes en el último año.

A principios de este mes, colonos de un puesto avanzado de Cisjordania no reconocido por el gobierno de Israel atacaron a un grupo de activistas de derechos humanos que ayudaban a los agricultores palestinos de Burin, un pueblo al sur de Nablus, a plantar árboles. La carta citaba específicamente este como “especialmente atroz”, pero señalaba que no es un incidente aislado.

Los ataques violentos perpetrados por los colonos contra los palestinos en Cisjordania en 2021 superaron los ataques del año anterior en casi un 50%, según un informe de The Times of Israel. El gobierno de Biden ha señalado que está vigilando el fenómeno y el mes pasado el informe anual sobre terrorismo del Departamento de Estado de Estados Unidos incluyó un amplio informe sobre la violencia de los colonos.

Fuente: Jewish Telegraphic Agency