Las fuerzas de ocupación israelíes continúan con una feroz política de judaización de las ciudades palestinas en los últimos tiempos.

En este sentido, Eid Jahalin, portavoz de la aldea de Khan Al Ahmar, al este de Jerusalén ocupado, dijo que el plan israelí, que requiere la evacuación de la aldea y el desplazamiento de sus residentes, es un plan nuevo, que tiene como objetivo aplicar las leyes israelíes para eliminar todo vestigio palestino, judaizar la tierra y rodear la ciudad con edificios y asentamientos israelíes.

Explicó que el gran peligro de estos planes es el inicio de su aplicación, y la evacuación real y efectiva del pueblo, subrayando que este pueblo seguirá siendo una espina en la garganta de los asentamientos que rodean la Ciudad Santa.

Señaló que el sueño de los israelíes es la Gran Jerusalén y por ello trabajan para eliminar todo lo que es palestino para que el estado sea judío, señalando que todos deben librar la batalla de la conciencia y la firmeza para hacer frente a Israel y proteger a las aldeas de la judaización y del peligro de desplazamiento y desarraigo.

Y fuentes hebreas dijeron esta mañana que el gobierno israelí ha elaborado un nuevo plan para evacuar la aldea de Khan Al Ahmar, al este de la ciudad ocupada de Jerusalén, y desplazar a sus residentes, y tiene la intención de aplicarlo durante el próximo período.

Las autoridades de ocupación israelíes consideran que los terrenos en los que se encuentra la comunidad beduina de Khan Al Ahmar son “terrenos estatales” y afirman que fue “construida sin permiso”.

El pasado mes de septiembre, el Tribunal Supremo israelí respondió a la petición del gobierno de ocupación de posponer la evacuación de la aldea palestina durante seis meses más, tras la recomendación del Shin Bet de no evacuar la aldea a la vista de las presiones internacionales.

La aldea de Jan al Ahmar está rodeada por varios asentamientos y se encuentra dentro de las tierras que la ocupación israelí tiene como objetivo para llevar a cabo su proyecto de asentamiento llamado “E1”.

En la aldea viven unos 200 palestinos y cuenta con una escuela que atiende a 170 alumnos, procedentes de varios lugares de la zona.

Fuente: Days of Palestine