Las fuerzas de ocupación israelíes demolieron ocho casas palestinas en Khirbet Shi’b al-Butum, en la comunidad de Masafer Yatta, en Hebrón, en la Cisjordania ocupada.

Masafer Yatta es una de las zonas más remotas y escasamente pobladas de la Cisjordania ocupada, completamente en el Área C, y bajo pleno control militar y civil israelí.

La zona incluye 17 pequeñas aldeas palestinas con una población de aproximadamente 1.100 habitantes.

Los colonos israelíes empezaron a construir asentamientos en la zona en la década de 1980 y ahora hay más de una docena de asentamientos y puestos de avanzada, así como instalaciones militares israelíes.

Las demoliciones de viviendas, la confiscación de las infraestructuras más básicas, los ejercicios de entrenamiento militar y los ataques de los colonos forman parte de la realidad cotidiana de la zona, lo que obliga a muchos a vivir en cuevas naturales, ya que juran permanecer en Masafer Yatta sin importar los obstáculos.

En muchas comunidades palestinas situadas en la zona C de Cisjordania bajo pleno control militar israelí, las “zonas de tiro” o “zonas militares cerradas” designadas por Israel están prohibidas para que los palestinos vivan en ellas sin permiso de las autoridades de ocupación israelíes, que rara vez se concede.

Hay casi 700.000 colonos israelíes que viven en 256 asentamientos y puestos de avanzada ilegales repartidos por la Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Este. Los asentamientos israelíes son ilegales según el derecho internacional.

Fuente: Qudsnen