El Servicio Penitenciario de Israel (IPS) impuso nuevas sanciones colectivas a los presos palestinos de la prisión de Ofer, según denunció el Club de Prisioneros Palestinos (PPC) , afirmando que entre ellas existían castigos físicos e impedimento de recibir visitas de sus familiares.

Las medidas forman parte de las continuas violaciones israelíes contra los presos palestinos en las cárceles israelíes, añadió el PPC.

El IPS está tratando de impedir que los presos tomen medidas contra sus planes de endurecer las restricciones que les impone, dijo también el PPC en el comunicado.

Los presos palestinos protestan contra el aumento de las restricciones israelíes, que se endurecieron tras la fuga de seis detenidos en septiembre del año pasado.

En enero, el número de presos palestinos en las cárceles israelíes ascendía a 4.500, de los cuales 500 estaban en régimen de detención administrativa, sin cargos ni juicio.

Fuente: Palestine Chronicle