Ciudadanos palestinos en Cisjordania realizaron  un paro laboral tras el asesinato de un niño de 14 años a manos de las tropas israelíes de ocupación, en la ciudad de Belén.

Solamente los servicios vinculados a la salud, se encontraban funcionando en esta jornada, ante el paro laboral convocado por diversos partidos palestinos.

Tras el asesinato Mohamed Shehadeh, quien resultó herido de forma grave en el transcurso de los enfrentamientos entre jóvenes palestinos y las fuerzas de ocupación, el primer ministro palestino, Muhammad Shtayyeh, sentenció que Shehadeh es una nueva víctima del terrorismo de Estado practicado por Israel.

Por su parte, el ministerio de Educación palestino lanzó un comunicado en el que afirma que: “atacar, enjuiciar, matar y arrestar a niños y estudiantes son delitos que requieren adoptar una postura firme y disuasoria”.

Cerca del área de Nashash, al sur de Belén, estallaron protestas que han provocado nuevos enfrentamientos entre palestinos, que reclaman justicia, y las fuerzas militares de ocupación de Israel, quienes una vez más reprimieron a los manifestantes, esta vez con gases lacrimógenos, bombas de sonido y balas de goma.

Fuente: Telesur