El destacado bufete de abogados Bindmans LLP ha enviado una carta formal de queja a Facebook por su “tendencia anti-palestina”. Instruido por el Centro Internacional de Justicia para los Palestinos (CIJP), el bufete londinense exigió explicaciones por la censura “sistemática” y “de gran alcance” de contenidos y cuentas relacionadas con Palestina.

La queja se envió también al Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la promoción y protección de la libertad de opinión y de expresión. En ella se pide que se revisen urgentemente y se expliquen las decisiones tomadas por Facebook, que el pasado mes de octubre pasó a llamarse Meta Inc, de suspender cuentas y publicaciones afiliadas a agencias de noticias, analistas y periodistas palestinos.

La carta de reclamación del lunes a Facebook es la segunda en nueve meses enviada por Bindmans LLP al gigante de las redes sociales. Una comunicación anterior, presentada en mayo de 2021, se hizo en nombre de cinco periodistas y agencias de noticias de Palestina. Se decía que Facebook había interferido en sus cuentas y/o publicaciones y se le acusaba de infringir su derecho fundamental a la libertad de expresión, así como su propia Política Corporativa de Derechos Humanos.

En la demanda de mayo de 2021, las principales cuestiones planteadas por Bindmans LLP incluían si las decisiones de censura fueron llevadas a cabo por un algoritmo o por una persona que ejercía su discreción, y detalles sobre la política de Facebook a la hora de justificar sus decisiones de censura, además de las medidas adoptadas por la empresa para resolver la censura injusta.

En su respuesta a la carta, un mes más tarde, Facebook dijo que había investigado las cuentas a las que se hacía referencia en la carta y, tras una revisión más profunda, ha restaurado el contenido y/o las cuentas cuando procedía. Cabe destacar que no se proporcionaron respuestas sustanciales a ninguna de las principales preguntas citadas en la comunicación original.

A pesar de los compromisos asumidos por Facebook en su carta enviada en junio de 2021, la censura se mantuvo, dijo el CIJP en su comunicado de prensa detallando el contenido de la queja. El centro es una organización independiente de abogados, académicos y políticos que trabajan para promover y apoyar los derechos de los palestinos.

El grupo de seguimiento Sada Social, que ha estado documentando la suspensión de contenidos y cuentas palestinas en Facebook, registró sólo en 2021 cientos de casos de censura inapropiada de contenidos en las redes sociales en apoyo de los derechos de los palestinos. Esta censura se agravó considerablemente durante la última ofensiva israelí sobre Gaza en mayo de 2021.

La denuncia reitera la petición de que Meta/Facebook revele y revise su proceso de toma de decisiones, y explique por qué se cerraron las cuentas, se suspendieron o se retiraron las publicaciones, y si al hacerlo se utilizó un algoritmo o el criterio humano.

Fuente: Monitor de Oriente