Autoridades israelíes obligaron a a una familia palestina a autodemoler su propia casa en el barrio de Beit Hanina, en la Jerusalén Ocupada,

Por orden del municipio de ocupación israelí,  Ramzi Shawamreh autodemolió su propia casa en Beit Hanina para evitar el pago de una multa exorbitante adicional por los costes de demolición en favor de la municipalidad (el personal y la policía) si éste lleva a cabo la demolición.

Shawamreh dijo que hace unos 20 días, las fuerzas de ocupación hicieron una redada en su casa y le entregaron una orden de demolición; para demoler su casa en un plazo de 21 días, con el pretexto de construir sin permiso.

Añadió que se vio obligado a llevar a cabo la demolición por sí mismo para evitar el pago de una multa exorbitante por los costos de demolición al municipio israelí, en su casa que fue construida en 2005, vivía junto a su esposa y sus cinco hijos.

Con el pretexto de la construcción ilegal, Israel derriba regularmente casas y estructuras para restringir la expansión palestina en la Jerusalén Ocupado.

Al mismo tiempo, el municipio de ocupación israelí y el gobierno de ocupación construyeron decenas de miles de viviendas en asentamientos ilegales en el Jerusalén ocupado para los judíos con el objetivo de compensar el equilibrio demográfico a favor de los colonos israelíes en la ciudad ocupada.

‘Israel’ lleva trasladando colonos a los barrios de la Jerusalén ocupada desde la década de 1980. Esto ha dado lugar a numerosas violaciones de los derechos humanos, como el desplazamiento forzoso de residentes palestinos y la demolición de casas.

Cientos de familias palestinas están siendo amenazadas con el desplazamiento forzoso y la demolición de casas por parte de grupos de colonos ilegales, totalmente apoyados por el gobierno de ocupación israelí.

Hay casi 700.000 colonos israelíes que viven en 256 asentamientos y puestos de avanzada ilegales repartidos por la Cisjordania ocupada, incluida la parte oriental de la Jerusalén Ocupada. Los asentamientos israelíes son ilegales según el derecho internacional.

Fuente: Qudsnen