Las fuerzas de Ocupación israelíes cerraron el barrio de Sheikh Jarrah, en el centro de la Jerusalén Oriental, para proteger una concentración organizada por colonos israelíes en el barrio donde la mayoría de los residentes son palestinos.

Según una publicación en Facebook del Centro de Información Wadi Hilweh, las fuerzas israelíes cerraron el barrio con barreras de acero y desplegaron más personal armado en los puestos de control. Testigos presenciales afirmaron que la policía israelí detuvo a un joven palestino mientras aplicaba el cierre por la fuerza.

Los tribunales israelíes han dictado en los últimos años sentencias que permiten el desalojo de familias palestinas de sus hogares en Sheikh Jarrah para que los grupos de colonos puedan instalarse y sustituirlos. El pasado mes de mayo, la decisión de desalojar a las familias de sus casas en el barrio provocó enfrentamientos que se extendieron a la Cisjordania ocupada, la Franja de Gaza y las comunidades palestinas dentro de Israel.

Desde 1956, estas familias han vivido en sus casas en virtud de un acuerdo entre el gobierno jordano y la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos en Medio Oriente (UNRWA). Sin embargo, los grupos de asentamientos israelíes afirman que las viviendas en cuestión se construyeron en tierras que eran propiedad de los judíos antes de 1948.

Fuente: Middle East Monitor