El municipio de ocupación israelí en Jerusalén quiere demoler 800 viviendas palestinas en el barrio de Jabal Al Mukaber, informó Al Resalah.

Según Tariq Owaisat, del Comité de Seguimiento de Jabal Al Mukaber, el municipio quiere destruir las casas para dar paso a un centro comercial y 500 viviendas para colonos europeos.

Owaisat señaló que este “peligroso” plan privará a los residentes palestinos de cualquier expansión urbana en Jabal Al Mukaber en el futuro, lo que obligará a los jóvenes a abandonar la ciudad santa para buscar casa.

Insistió en que los residentes del barrio se opondrán a este plan que se aplicará a su costa.

Los palestinos de Jerusalén, dijo, son firmes y no permitirán que se repita la Nakba de 1948 y la Naksa de 1967.

El activista advirtió que el plan israelí amenaza a cientos de familias palestinas y que el municipio de ocupación de Jerusalén actúa como un “gángster bajo la protección del gobierno israelí”.

Los ciudadanos de Jabal Al Mukaber, en la Jerusalén ocupada, celebraron la oración del viernes en el estadio deportivo de la ciudad como parte de su acción creciente de rechazo al plan.

Durante su sermón, el Gran Imán de la Mezquita de Al Aqsa, el jeque Ekrima Sabri, dijo que “la tierra de Jabal Al Mukaber es de propiedad totalmente palestina, y todos los árabes y musulmanes deben protegerla”.

Fuente: Days of Palestine