Terroristas israelíes pertenecientes al grupo Price Tag destrozaron vehículos de propiedad palestina en el pueblo de Jaljoliya, una ciudad palestina del norte de Israel, y escribieron mensajes de odio contra los residentes palestinos del lugar.

Se rajaron las ruedas de casi 30 vehículos y se rociaron en las paredes del pueblo mensajes de odio que pedían la “muerte de los árabes”, un lema del grupo terrorista usado con frecuencia.

Price Tag lleva a cabo atentados principalmente contra palestinos en Israel y en Jerusalén Oriental ocupada. Aunque se le considera un grupo terrorista por sus violentos ataques, sus miembros rara vez son detenidos o procesados, ya que actuan bajo la protección de las fuerzas de Ocupación.

Fuente: Palestine Chronicle