Colonos israelíes irrumpieron en la localidad de Kifr Al Dik y arrancaron diversos árboles frutales entre ellos vides de propiedad del ciudadano palestino, Sadaat Saeed, explicó que los atacantes procedían del asentamiento ilegal de Bruchin y arrancaron 60 arbolitos y derribaron vallas de piedra en sus tierras de Umm Hanoun.

Añadió que se trataba de un esfuerzo de los colonos por obligar a los palestinos a abandonar la zona.

En otro incidente, los colonos robaron bombas de agua y cables en Birin. Sus acciones, protegidas por las fuerzas de ocupación, dañaron el suministro de agua a los palestinos al sur del Hebrón ocupado.

Los ataques de los colonos a las propiedades palestinas han aumentado en los últimos años y las fuerzas de ocupación protegen a los atacantes y detienen a los palestinos que protegen sus tierras.

Fuente: Monitor de Oriente