Decenas de activistas israelíes se manifestaron ante el Tribunal Supremo de Israel en Jerusalén Occidental mientras éste deliberaba sobre la expulsión de palestinos de sus hogares en ocho pueblos de Masafer Yatta, en el sur de la Cisjordania ocupada.

Los activistas llevaban pancartas que decían “No al traslado forzoso” y “Salvemos Masafer Yatta”.

El Tribunal Supremo de Israel está deliberando sobre el destino de más de 1.300 palestinos que viven en ocho comunidades de Masafer Yatta. Se supone que debe decidir si detiene los planes del Estado israelí de demoler las aldeas y expulsar a sus residentes palestinos de sus hogares con el pretexto de que viven en una zona de tiro declarada por el Estado.

Fuente: WAFA