El ministerio de Salud de Palestina, informo que dos palestinos fueron asesinados por las fuerzas de Ocupación de Israel, uno de ellos de 16 años fue ultimado en el campo de refugiados de Balata, mientras que el segundo falleció en Jerusalén Ocupado.

Además de los dos asesinados, al menos otros tres palestinos resultaron heridos en los enfrentamientos que siguieron a la redada de primera hora de la mañana en Balata, un extenso campo de refugiados en la ciudad de Nablus, al norte de Cisjordania. Uno de ellos, según las autoridades médicas, se encuentra en estado grave, y otro sufrió quemaduras en la cara a causa de una granada aturdidora.

Nader Haitham Rayan recibió un disparo en la cabeza, el pecho, el estómago y los brazos, según las autoridades palestinas. Fue trasladado al Hospital Quirúrgico Rafidia de Nablus, donde fue declarado muerto.

En otro ataque, Alaa Shiham, un palestino de unos 20 años, murió por disparos de soldados israelíes en el campo de refugiados de Qalandiyah. Según el Ministerio de Salud palestino, el joven recibió un disparo en la cabeza.

Otros seis jóvenes fueron trasladados a un hospital de Ramallah en estado leve o moderado.

La policía israelí dijo que la policía fronteriza encubierta entró en el campo de refugiados, donde se produjeron violentos disturbios por la presencia de los oficiales, según el comunicado, en los que la gente lanzó objetos pesados desde los tejados, recibiendo una dura respuesta con violencia y armas de fuego.

El portavoz de la Autoridad Palestina, Nabil Abu Rudeineh, también se refirió a los fallecidos: “Advertimos de una escalada y explosión de la situación debido a los crímenes de la ocupación y a los sucesos de esta mañana en Nablus, Qalandiyah y Rahat”, dijo, y añadió que la AP responsabiliza a Israel de la escalada, que se ha cobrado la vida de 20 palestinos en Cisjordania desde principios de año.

“El gobierno israelí se niega a la paz y está jugando con fuego. El gobierno debe actuar para poner fin a las medidas unilaterales sobre el terreno contra los palestinos y respetar los acuerdos vigentes con la Autoridad Palestina”, dijo.

Fuente: Haaretz