El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, ha expresado su preocupación por la reciente prohibición de Israel de reunificar a las familias palestinas.

En una rueda de prensa celebrada el jueves, El portavoz adjunto del Secretario General, Farhan Haq, declaró que Guterres “ha estado siguiendo esta cuestión de larga data”.

Añadió que Guterres “ha tomado nota de la votación de la Knesset el 10 de marzo para aprobar una orden temporal de aplicación de la ley durante 12 meses”.

“El Secretario General está preocupado por el impacto de la ley en las familias palestinas que tratan de reunificarse”.

“Y a este respecto subraya las preocupaciones pertinentes expresadas por los órganos de tratados de derechos humanos de la ONU en el pasado”.

También ha pedido a Israel que garantice que su “legislación interna respeta los principios de igualdad, no discriminación y proporcionalidad y la legislación internacional sobre derechos humanos.”

“Y además facilite la reagrupación familiar de todos los ciudadanos y residentes permanentes de Israel”.

Últimamente, la Knesset de Israel aprobó la llamada Ley de Ciudadanía y Entrada en Israel (Orden Temporal), 2022, por una mayoría de 45-15 votos.

Impide a los palestinos de Cisjordania o Gaza casados con ciudadanos palestinos de “Israel” trasladarse permanentemente a “Israel”.

También les impide obtener trabajo, residencia permanente y, en última instancia, la ciudadanía.

Israel afirma que la ley se ha aprobado por motivos de seguridad.

Sin embargo, se cree que se aprobó por motivos racistas para impedir que esos palestinos se conviertan en “ciudadanos israelíes”, con el fin de mantener una mayoría judía en Israel.

La ley también prohíbe la entrada de árabes de países “hostiles” a Israel con fines de reagrupación familia, entre ellos el Líbano, Siria, Irak e Irán.

Los grupos de derechos humanos llevan tiempo advirtiendo de la gravedad de la ley, mientras que los palestinos, sin consideran que la normativa  es racista.

La llamada Ley de Ciudadanía se introdujo por primera vez en 2003.

Khaled Zabarqa, abogado y ciudadano palestino de Israel, dijo que “la ley consagra el régimen de apartheid en una legislación de la Knesset”.

“Se basa en un razonamiento demográfico para mantener una mayoría judía”, escribió Zabarqa en su cuenta de la red social WhatsApp.

“Constituye una época para apuntar directamente a la presencia árabe, no sólo a nuestra familia en Cisjordania, sino también a nosotros”.

Según Adalah, Israel ataca a la población árabe palestina con 65 leyes y reglamentos gubernamentales diferentes.

Esas leyes vienen a garantizar que los árabes palestinos no prosperen como comunidad.

En cuanto a los asesinatos del martes por parte de Israel de tres palestinos, entre ellos un niño de 17 años, el Secretario General dijo

“Instamos a que estos últimos asesinatos sean investigados a fondo por las autoridades”.

Fuente: Qudsnen