Las excavadoras israelíes han comenzado las obras de construcción para ampliar el asentamiento ilegal de Givat HaMatos en el barrio de Talat Al Tayyar, con vistas al pueblo de Beit Safafa, al sur de Jerusalén, lo que aislará aún más a la ciudad de los barrios palestinos.

Israel ocupó el pueblo de Beit Safafa en dos fases. La primera fue en 1948, mientras que la mayor parte del pueblo permaneció bajo dominio jordano hasta 1967, cuando Israel ocupó todo el pueblo.

Los asentamientos ilegales rodean el pueblo donde viven más de 17.000 palestinos. Algunos de los asentamientos judíos están construidos sobre partes de la aldea, como el asentamiento de Gilo, que está construido principalmente en tierras de la gobernación de Belén.

En una colina de Khirbet Tabalia, en el pueblo de Beit Safafa, se encuentran los terrenos en los que Israel comenzó a establecer un asentamiento que comprende 2.500 unidades de asentamiento en una superficie de 100.000 metros cuadrados.

Después de 1948, Israel construyó parte de los asentamientos de Qatamoun, Talpiot y Bat en los terrenos del pueblo.

La nueva construcción uniría los asentamientos de Gilo y Har Homa con el asentamiento de Talpiot, aislando el sur de Cisjordania de Jerusalén.

Fuente: Middle East Monitor