El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, ordenó  el despliegue de 1.000 soldados adicionales para apoyar a la policía en la Cisjordania ocupada y en la bloqueada Franja de Gaza, según ha confirmado su oficina. Aunque todavía están en fase de formación, los soldados se desplegarán en función de las necesidades de la policía.

El ejército de ocupación israelí ha desplegado 12 batallones adicionales en la Cisjordania ocupada y dos alrededor de la “frontera” vallada con Gaza desde la semana pasada.

“Estamos tomando acciones ofensivas y defensivas”, dijo Gantz, según el Times of Israel, después de una evaluación de seguridad con el Jefe de Estado Mayor Aviv Kochavi y el jefe del Comando Central, el general de división Yehuda Fuchs.

“He ordenado al establecimiento de defensa que ayude a la policía en forma de equipos, mano de obra y personal adicional”, añadió Gantz. “Si es necesario, movilizaremos a miles de reservistas que inundarán las calles y actuarán allí donde se requiera actividad operativa. Cueste lo que cueste, romperemos esta ola de terror. Devolveremos la paz y la estabilidad de forma contundente, inteligente y responsable”.

 

Fuente: Monitor de Oriente