Las fuerzas de ocupación israelíes atacaron a los palestinos que se reunieron en la Puerta de Damasco, en la ciudad ocupada de Jerusalén Oriental.

Durante el ataque los soldados utilizaron balas de acero recubiertas de goma, granadas aturdidoras y lumas para dispersar a los palestinos que se encontraban en dicho lugar.

El ejército israelí se desplegó fuertemente en Bab Al Amoud y a lo largo del camino a Bab Al Sahira, además de las calles Sultán Suleiman y Al Rasheed, la calle Nablus y la zona de Al Musrara.

Fuente: Days of Palestine