Banat Al Quds, que en árabe significa “Hijas de Jerusalén”, es un conjunto con ocho años de antigüedad, creado en las aulas del Conservatorio Nacional de Música Edward Said de Palestina (ESNCM),  y es formado por 35 mujeres jóvenes de entre 13 y 26 años, que conforman un coro de tres partes y un conjunto instrumental. Dado que la música árabe ha sido una forma de arte dominada por los hombres, fue un soplo de aire fresco ver a las jóvenes palestinas surgir y destacar en la interpretación de la música árabe en la sede del ESNCM en Jerusalén.

El conjunto ha actuado en muchos lugares, a nivel local e internacional, cantando por la libertad de su ciudad, Jerusalén, y por la libertad y la justicia de toda Palestina; cantan e interpretan las historias del pueblo palestino.

En 2021, Banat Al Quds contribuyó con una canción en la producción del disco Henna (Young Female Voices from Palestine) que encabezó la lista del Transglobal World Music Chart (TWMC) como el mejor álbum del mes de agosto de 2021, ocupando el primer lugar entre docenas de álbumes en la categoría de músicas del mundo. Una de sus canciones del álbum fue “Gaza”. Llegó al top 20 de la lista de músicas del mundo de Europa, una selección mensual de los mejores lanzamientos de música nueva, comisariada por los 45 mejores DJs de todo el mundo.

Entre los muchos otros logros del conjunto que han llegado como resultado de la dedicación de sus miembros se incluye el haber ganado el primer puesto como “mejor coro regional” en el Concurso de Coros del Año organizado por el Festival de Coros 2016, celebrado en Dubai.

Banat Al Quds fue creado por la ESNCM de acuerdo con su larga dedicación y compromiso con la educación musical profesional, desafiando todos los desafíos sociales y políticos desde su creación en 1993. En lo que respecta a la música, la percepción general de la sociedad limita a las mujeres a las actuaciones vocales en solitario. El conservatorio, sin embargo, adopta un enfoque diferente, apoyando a las jóvenes con talento y animándolas a participar en todos los campos de la música. De este modo, aspira a crear un cambio positivo en las mentes del público, cambiar las actitudes hacia las mujeres y su expresión artística, y fomentar la participación cultural de las mujeres.

Las jóvenes que forman Banat Al Quds han encontrado un entorno propicio en el conservatorio, y su formación se asienta en una sólida base de educación musical, que las ha animado a destacar en la música y a formar el primer conjunto y coro exclusivamente femenino de Palestina, único también a nivel regional. El conjunto interpreta canciones árabes y música de Palestina y del mundo árabe. Las canciones que presenta son únicas, ya que describen principalmente la vida de las jóvenes en Jerusalén bajo la ocupación.

En mayo de 2017, Banat Al Quds publicó tres vídeos en YouTube en solidaridad con la huelga de hambre de los presos palestinos. A finales de 2018 se presentó el primer disco del grupo en la ciudad de Oslo, donde interpretaron las canciones en un CD con temática de Jerusalén que habían publicado. A pesar de sus difíciles circunstancias de vida, las canciones de las chicas están llenas de esperanza, resistencia y firmeza y expresan su aspiración a la libertad y su alegría de vivir.

Fuente: This Week in Palestine