En torno a las 7 de la mañana, las fuerzas israelíes irrumpieron con violencia en la mezquita de Al Aqsa, atacando y deteniendo a los fieles en el lugar, entre ellos a mujeres y niños, para desalojarlos y dar paso a la entrada de colonos isralíes al tercer lugar sagrado para el Islam.

Además, las fuerzas israelíes de ocupación también bloquearon a cientos de fieles musulmanes dentro de las salas de oración.

Durante la incursión y tras el ataque, unos 561 colonos israelíes irrumpieron en el lugar sagrado y realizaron provocadores rezos talmúdicos. Entraron en la mezquita por la puerta de Al Mughrabi, que está bajo pleno control israelí.

Esta es la tercera incursión y asalto agresivo que lanzan las fuerzas de ocupación israelíes en menos de 72 horas y por segundo día consecutivo.

A primera hora del viernes, las fuerzas irrumpieron en el lugar sagrado y atacaron brutalmente a los fieles que se reunían para realizar la oración de Al Fajr, hiriendo a unos 153 y deteniendo a 400.

El domingo por la mañana, 545 colonos israelíes también irrumpieron en la mezquita de Al-Aqsa, protegidos por fuerzas bien armadas que vaciaron el lugar tras atacar y detener a los fieles, hiriendo al menos a 19 y arrestando a 9.

Grupos extremistas isralíes hicieron un llamado a asaltar el recinto esta semana en gran número a partir del domingo para celebrar la Pascua y realizar un sacrificio, en violación de los acuerdos de statu quo sobre la práctica religiosa en el lugar.

Fuente: Qudsnen