Las reuniones maratonianas entre políticos israelíes y funcionarios del estamento militar no han logrado resolver las diferencias de opinión sobre las formas de reprimir a los palestinos, según revelaron el lunes los medios de comunicación israelíes.

El Times of Israel citó a medios de comunicación en lengua hebrea diciendo que Israel está considerando una operación militar en la Franja de Gaza o en Cisjordania. Esta última se centraría en la ciudad de Jenin.

Según el periódico, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, quiere una operación militar en la Franja de Gaza. El ministro de Defensa, Benny Gantz, sin embargo, quiere una operación de arresto y detención a gran escala en Jenín y sus alrededores.

Gantz es el antiguo Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Al parecer, los oficiales de seguridad de las FDI y del Shin Bet comparten la opinión de Gantz y están en contra del plan de Bennett de atacar Gaza, según ha informado el Canal 13 de noticias.

Las discusiones se han producido tras una serie de ataques de la resistencia palestina contra la ocupación israelí. En los últimos cincuenta días, 19 israelíes han muerto en este tipo de ataques en todo Israel y los territorios palestinos ocupados. Las fuerzas israelíes, por su parte, han matado a 50 palestinos en lo que se considera ejecuciones extrajudiciales desde el comienzo de este año.

Es probable que la operación militar en Jenín se centre en la detención de un gran número de palestinos de la ciudad y sus pueblos vecinos. Otros pueblos y ciudades de Cisjordania también se verán afectados por la demostración de fuerza israelí.

Sin embargo, la posible operación en Gaza tendría como objetivo a los funcionarios de Hamas, especialmente al líder del movimiento en la Franja, Yahya Al Sinwar, de quien se dice que incita a los palestinos a llevar a cabo ataques de resistencia.