El Gobierno de Chile condenó el asesinato de la destacada periodista palestina-estadounidense, Shireen Abu Akleh, de la cadena televisiva Al Jazeera, quien esta mañana falleció producto de un impacto de bala en el campo de refugiados de la ciudad de Jenin, durante el ejercicio de su profesión. Esto, en el marco de una operación de las fuerzas de seguridad israelíes en la ciudad Cisjordana.

En un comunicado el Gobierno de Chile afirmó que “hacemos un llamado a realizar una investigación exhaustiva e independiente, lo antes posible, para esclarecer las circunstancias en que se produjo su deceso y que lleve a los responsables ante los tribunales de justicia correspondientes”.

“El Gobierno de Chile ratifica su compromiso con la libertad de prensa, con pleno respeto al ejercicio de la profesión y de los periodistas, cuyos derechos siempre deben ser garantizados y asegurados en todas partes del mundo. Consideramos que este crimen es una violación flagrante al derecho internacional humanitario, de las convenciones y normas internacionales, que estipulan que los periodistas y trabajadores de los medios deben ser protegidos”, indicaron desde la Cancillería.

Asimismo, hacen un llamado “a detener la espiral de violencia acontecida en las últimas semanas en Israel y Palestina, respetando la legalidad internacional y las resoluciones de Naciones Unidas”.

“Aprovechamos la oportunidad para hacer llegar nuestro más sentido pésame a los familiares de Shireen Abu Akleh en Palestina y en Chile, así como a los gobiernos y pueblos de Palestina y Estados Unidos”, finalizaron.