Cientos de palestinos, entre ellos periodistas e intelectuales, han firmado una petición en la que piden a Al Jazeera que deje de acoger a funcionarios israelíes en el canal, después de que la veterana corresponsal Shireen Abu Akleh fuera asesinada por tropas israelíes, informó The New Arab.

“Hacemos un llamado a la administración de Al Jazeera para que deje de acoger a representantes de la entidad sionista criminal, racista y colonial que asesinó a Shireen como parte de un intento de silenciar la voz de la verdad”, reza la petición, publicada el miércoles por el Foro Palestino, una plataforma palestina en línea que acoge contribuciones de intelectuales de los territorios palestinos y la diáspora.

La carta fue apoyada por varios periodistas que trabajan para Al Jazeera, como Ahmad Mansour (Egipto), Khadija Benguenna (Argelia) y Ghada Oueiss (Líbano).

“Y hoy me sumo a la voz. No tiene sentido entrevistar a un criminal mentiroso”, escribió Oueiss en Twitter tras compartir el llamamiento al boicot.

Abu Akleh, con doble nacionalidad estadounidense y palestina, había estado informando para Al Jazeera sobre una redada de seguridad israelí en la ciudad de Yenín mientras llevaba una chaqueta que la identificaba claramente como “prensa”, cuando fue abatida por un francotirador israelí.

El viernes fue enterrada en Jerusalén en medio de una brutal violencia policial israelí en su funeral. La policía atacó el cortejo fúnebre, agredió a los dolientes y disparó gases lacrimógenos y balas de goma, hiriendo al menos a catorce personas.

Fuente: Palestine Chronicle