Gaza acaba de terminar las pruebas para los nuevos salvacidas de cara a la temporada de playa en verano.

El ministerio de Administración Local ha sometido a prueba a 1.000 socorristas que se presentaron para cubrir algunos de los 400 puestos de trabajo, que cubren la costa de toda la Franja donde está permitido nadar.

El proceso de entrevista y los primeros auxilios constituyen el 30% de la prueba, mientras que la mayor parte -el 70%- se compone de actividades físicas.

Los candidatos se dividen en grupos y los que completan los obstáculos más rápidamente son elegidos para los puestos de trabajo, ya que la precisión y la velocidad son vitales para salvar vidas.

La prueba incluye un sprint de 100 metros a lo largo de la playa, un nado de 200 metros hasta un objeto flotante que luego debe ser devuelto a la orilla.

La costa de Gaza se extiende a lo largo de 40 kilómetros, pero no toda la zona es apta para nadar, ya que en algunos lugares también se bombean aguas residuales al mar. La playa proporciona a los palestinos asediados de la Franja su principal medio de recreación.

Fuente: Monitor de Oriente