Datos publicados por el Canal 12 isralí mostraron que el departamento de investigación de la policía de ocupación cerró el 75% de los expedientes presentados contra ella durante el año pasado, mientras que el Centro de Derechos Humanos afirma que este porcentaje alcanzó el 97%.

La Fundación Mezan para los Derechos Humanos en las Tierras Palestinas Ocupadas indicó que, según los datos publicados por el canal, se cerraron 3 de los 4 expedientes de violencia de la policía de ocupación contra palestinos en las tierras ocupadas en 1948 que se abrieron el año pasado.

La organización dijo que de las 1.238 denuncias presentadas en el Departamento de Investigaciones (Mahash) en 2021 contra la policía de ocupación implicada en prácticas violentas contra los ciudadanos, 940 casos se han cerrado hasta ahora.

El director de la Fundación Mizan para los Derechos Humanos, el abogado Omar Khamaisi, comentó los datos diciendo: “La policía de ocupación ejerce una violencia excesiva fuera del círculo de la ley cuando desempeña el papel de mantener el orden en las manifestaciones de protesta o cuando expresa una opinión, o incluso cuando aplica órdenes de registro o de detención emitidas por el tribunal”.

Añadió que la policía de ocupación actúa de forma indisciplinada, y que esto es a lo que está acostumbrada la policía, especialmente en su trato con la comunidad palestina en su país.

Subrayó que los resultados de los datos publicados en el canal “no nos sorprenden en absoluto, y esto es lo que siempre hemos subrayado.”

Añadió que “lo preocupante es que la tasa de cierre de expedientes contra la policía de ocupación, implicada en prácticas violentas contra ciudadanos palestinos, ha alcanzado el 97%.”

Subrayó la necesidad de presentar estas denuncias ante el Departamento de Investigación, aunque sepamos de antemano que el destino de estos expedientes será el cierre, pero hay que situarse en el hecho de que el Mahash se ocupa de las dimensiones de la discriminación racial al tratar estos asuntos, especialmente si la víctima es de la comunidad palestina.

“Estos datos se publicaron en un momento en el que la seguridad de la policía de ocupación y (Mahash) debía permanecer en secreto y no ser revelada a nadie”, declaró.

Subrayó la necesidad de sacar a la luz estas políticas, quizá acudiendo a los tribunales para avergonzar a esas partes.

Sin embargo, Khamaisi señaló que por las muchas experiencias anteriores de nosotros, como organizaciones de derechos humanos y abogados que hacemos un seguimiento de estos expedientes y casos, el departamento del Mahash nos exige que le proporcionemos información y pruebas, y se supone que este aparato debe pedir a la policía de ocupación que le proporcione información y pruebas porque es quien tiene la autoridad.

También dijo que sabemos muy bien que el aparato (Mahash) no tiene la voluntad de investigar y llegar a la verdad, salvo que encontramos el método de la dilación, el trato grosero y la falta de seriedad, que llega al punto de la burla y el ridículo por parte de los investigadores del departamento en su trato con tales expedientes y casos.

Cabe destacar que la Fiscalía de Ocupación presentó más de 250 expedientes durante el año pasado contra palestinos de las ciudades del interior, con el trasfondo de su participación en las manifestaciones y eventos que estallaron en apoyo de Al-Aqsa y el barrio de Sheikh Jarrah y Gaza, además de la detención de miles de palestinos, entre ellos decenas de menores, con el mismo trasfondo.

Fuente: Days of Palestine