En otro indicio del creciente racismo antipalestino en Europa, un centro cultural financiado por el gobierno alemán, el Instituto Goethe, ha desinvitado al poeta y escritor palestino Mohammed El-Kurd de una mesa redonda titulada “¿Vender el fascismo? Recordando a los no vendidos”. El-Kurd saltó a la fama en 2021 tras resistirse al desalojo por parte de Israel de los palestinos de Sheikh Jarrah, en el Jerusalén Este ocupado.

Al-Kurd fue invitado a participar en la conferencia de tres días que se celebrará en Hamburgo a finales de este mes para hablar sobre el ascenso de la extrema derecha mundial. El panel en el que el joven de 24 años tenía previsto intervenir iba a ser presentado por el artista Moshtari Hilal y el ensayista Sinthujan Varatharajah, ambos afincados en Berlín.

“Después de considerarlo, el Instituto Goethe decidió que Mohammed El-Kurd no era un orador apropiado para este foro”, tuiteó el centro. Mencionó publicaciones anteriores del activista palestino en las redes sociales que “no consideró aceptables”, aunque no citó ningún ejemplo.

En respuesta, Hilal y Varatharajah se han retirado del evento y han denunciado al centro cultural alemán. “Nuestra cancelación es una respuesta a los intentos del Instituto Goethe de intervenir en nuestras decisiones curatoriales y, a través de ello, imponer un clima de censura antipalestina”, explicaron. “El veto del Instituto Goethe contra El-Kurd pone en tela de juicio el propósito mismo de esta conferencia”.

Esto, sugirieron, se suma a un creciente clima de racismo antipalestino. “Esto no puede ser tolerado ni apoyado por nosotros de ninguna manera. “[El instituto] está decidiendo explícitamente que la violencia que afecta a los palestinos no puede ser nombrada y discutida en un programa sobre la dinámica de la derecha global en Alemania, devaluando efectivamente la opresión palestina como indigna de discusión”.

No está claro cuál de los tuits de El-Kurd fue considerado inaceptable para el instituto y si esos tuits incluyen los que exponen el aumento de los colonos israelíes de extrema derecha. El destacado activista palestino ha hablado abiertamente de la práctica del apartheid en Israel y de la llamada marcha de las banderas durante la cual, el mes pasado, turbas ultranacionalistas israelíes, a menudo descritas como la versión israelí del Ku Klux Klan, cantaron: “Shu’afat está en llamas” (una referencia a un palestino quemado hasta la muerte por los colonos); “Un judío es un alma, un árabe es un hijo de puta”; “Muerte a los árabes”; “Mahoma ha muerto”; y “Que arda tu pueblo”. En un vídeo se les ve coreando “Shireen [Abu Akleh] es una prostituta”.

Los usuarios de Twitter no han tardado en responder y condenar a la organización alemana. “¿A qué comentarios se refieren?”, preguntó un usuario de Twitter que compartió una imagen de lo que parece ser un poema de El-Kurd en el que se describe el borrado y la limpieza étnica de Palestina por parte de Israel. “¿Son estos los comentarios de @m7mdkurd que no puedes tolerar en última instancia? Deberías disculparte públicamente por censurar las voces críticas que hacen que Alemania no se sienta a gusto con su pasado y su papel en la reproducción del apartheid colonial de los colonos en Palestina.”

Fuente: Middle East Monitor