Las fuerzas de ocupación israelíes emitieron órdenes de paralización de la construcción de dos viviendas palestinas, mientras los soldados confiscaban un tractor en el norte de Cisjordania.

Dos propietarios de una misma familia en la ciudad de Rojeeb, al este de Nablus, recibieron órdenes de paralización de la construcción de sus casas con el pretexto de que se estaban construyendo sin permiso, según Ghassan Daghlas, funcionario de la organización contra el muro y asentamientos en Cisjordania.

En la ciudad de Al Zawiyeh, al oeste de Salfit, los soldados confiscaron un tractor que un agricultor local estaba utilizando para trabajar en su tierra, dijeron fuentes locales.

Fuente: Days of Palestine