La Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el territorio palestino ocupado dijo que deplora las víctimas civiles y los daños a los objetos civiles, subrayando que la rendición de cuentas es clave para evitar que se repita la agresión.

La Oficina de Derechos Humanos dijo en un comunicado que ha verificado que entre los 46 palestinos muertos en la última escalada en la Franja de Gaza, al menos 20 eran civiles, entre ellos 16 niños y cuatro mujeres, y que de los 360 palestinos que han resultado heridos, casi dos tercios son civiles, entre ellos 151 niños, 58 mujeres y 19 personas mayores. En varios incidentes, los niños fueron la mayoría de las víctimas, dijo.

“Estas cifras de víctimas y los importantes daños en objetos e instalaciones civiles de los que han informado los socios humanitarios suscitan una grave preocupación en cuanto al respeto de los principios de distinción, proporcionalidad y precaución del derecho internacional humanitario. Varios ataques israelíes alcanzaron objetos civiles a primera vista, causando víctimas civiles y daños a objetos civiles. El derecho internacional humanitario prohíbe los ataques que puedan matar o herir incidentalmente a civiles, o dañar objetos civiles, de forma desproporcionada con respecto a la ventaja militar concreta y directa prevista”, declaró la Oficina de Derechos Humanos.

Pidió que se lleven a cabo “investigaciones rápidas, independientes, imparciales, exhaustivas y transparentes de todos los incidentes en los que murieron o resultaron heridos civiles”, y subrayó: “Persiste una falta casi total de rendición de cuentas por las violaciones del derecho internacional humanitario cometidas por todas las partes en anteriores escaladas, y por las recurrentes y continuas violaciones israelíes del derecho de ocupación en todo el territorio palestino ocupado. Esto es uno de los motores de las repetidas escaladas de las hostilidades y fomenta la repetición de las violaciones.”

La Oficina de Derechos Humanos añadió: “A pesar de la relajación de las restricciones israelíes a la entrada de bienes críticos, combustible, personal humanitario y salida de pacientes, las nuevas necesidades de emergencia resultantes de esta última escalada se suman a las altísimas necesidades humanitarias de la población de Gaza resultantes de los 15 años de bloqueo y cierres, así como de la devastadora escalada de hace poco más de un año. La Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas hace un llamamiento a Israel para que se ocupe de las actuales causas de las violaciones, incluido el bloqueo, que el Comité de Derechos Humanos de la ONU ha afirmado que constituye un castigo colectivo para toda la población civil de Gaza”.

Fuente: WAFA