El ministerio de Educación palestino condenó, la decisión del tribunal israelí de demoler y destruir la escuela primaria Ein Samiya de Ramallah en la Dirección de Educación de Al-Bireh.

En una declaración emitida por el ministerio de Educación, el ministerio confirmó que esta injusta decisión contra la escuela constituye un crimen atroz. la declaración expresó que esto se ha sumado a una serie de continuos crímenes de la ocupación israelí contra el sector educativo, y el derecho a la educación en todos los territorios palestinos. Especialmente en los barrios más desfavorecidos. Israel ataca a los niños, a los estudiantes, al personal educativo y a las instituciones educativas sin tener en cuenta los estatutos o las leyes y normas internacionales, negando a los niños y a las niñas el acceso a la educación.

El ministerio señaló que los ataques de la ocupación contra las instituciones educativas constituyen una violación flagrante del derecho de los estudiantes a una educación segura y gratuita, y pidió a todas las instituciones y organizaciones internacionales de derechos humanos y de medios de comunicación que asuman sus responsabilidades legales y morales para detener la escalada de violaciones de la ocupación israelí, y trabajen para frenar estas prácticas agresivas, exponerlas en todos los foros y ámbitos, y proporcionar protección y defensa a nuestros estudiantes y cuadros educativos.

El ministerio señaló que está haciendo un seguimiento de esta decisión y de sus repercusiones y medios para detenerla, en cooperación con amigos, socios, organizaciones y organismos pertinentes a nivel internacional.

Cabe destacar que esta escuela se construyó a principios de este año, de primero a sexto grado, y atiende a unos siete niños de la comunidad beduina de los alrededores.

Fuente: Days of Palestine