Un joven palestino falleció luego de ser herido por la fuerzas de Ocupación quines lo hirieron durante una incursión militar en la ciudad de Nablus.

El Ministerio de Salud palestino confirmó que Muhammed Abu Koshk, de 22 años, sucumbió a las heridas sufridas tras recibir un disparo de bala real en el abdomen durante la noche del miércoles por parte de las fuerzas de ocupación israelíes durante una incursión militar en el barrio oriental de Nablus.

Un gran número de fuerzas de ocupación israelíes, acompañadas de una excavadora militar, irrumpieron durante la noche del miércoles en la zona oriental de Naplusa para asegurar la incursión de los colonos en la Tumba de José.

Se produjeron enfrentamientos entre los palestinos y los soldados de ocupación israelíes, mientras estos últimos disparaban balas reales, bombas de sonido y botes de gas lacrimógeno contra los residentes y sus casas, matando a Ahmad Amjad Shehadeh, de 16 años, e hiriendo a otros cuatro, entre ellos Abu Koshk, que se encontraba en estado crítico y murió posteriormente a causa de las heridas.

Las fuerzas israelíes también atacaron con balas reales una ambulancia de la Media Luna Roja palestina, según fuentes locales.

Después y durante la incursión, decenas de colonos israelíes asaltaron la zona de la Tumba de José, respaldados por fuerzas israelíes bien armadas.

Desde principios de año, las fuerzas de ocupación y los colonos israelíes han matado a 202 palestinos, 150 de ellos en Cisjordania y Jerusalén ocupadas y 52 en la Franja de Gaza, según el Ministerio de Sanidad palestino.