El nuevo gobierno israelí está preparando un paquete de sanciones contra los palestinos, que incluye la retirada de las tarjetas VIP concedidas a funcionarios de la Autoridad Palestina (AP).

Las sanciones previstas por Israel son una respuesta a la aprobación el viernes por la ONU de una resolución que pide a la Corte Internacional de Justicia que evalúe las políticas de “anexión” de Israel y el “estatus legal de la ocupación”.

Los coches VIP facilitan a los altos cargos de la AP el acceso a las ciudades israelíes, el paso por los puestos de control israelíes y el tránsito por el aeropuerto Ben Gurion.

Las esposas, hijos y guardaespaldas de los funcionarios de la AP, titulares de las tarjetas VIP israelíes, pueden pasar por los puestos de control israelíes sin inspección y viajar a Jerusalén a través de las puertas del Muro de Separación.

Se espera que la decisión sobre el paquete de sanciones contra los palestinos sea tomada por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el ministro de Defensa, Yoav Galant, y el ministro de Asuntos Exteriores, Eli Cohen, en coordinación con otros, informaron fuentes israelíes.

El viernes, la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución en la que solicita a la Corte Internacional de Justicia que se pronuncie sobre el conflicto palestino-israelí, la “anexión” israelí y el “estatus legal de la ocupación”.

La resolución, titulada “Prácticas y actividades de asentamiento israelíes que afectan a los derechos del pueblo palestino y otros habitantes árabes de los territorios ocupados”, fue promovida por la AP y fue aprobada por 87 votos a favor, 26 en contra y 53 abstenciones.

Pide a la CIJ que “emita urgentemente una opinión consultiva” sobre la “prolongada ocupación, asentamiento y anexión de territorios palestinos” por parte de Israel.

Fuente: Monitor de Oriente