La congresista palestino-estadounidense Rashida Tlaib subrayó en un tuit que el Congreso de Estados Unidos debe dejar de financiar el apartheid israelí en los territorios palestinos ocupados.

Tlaib señaló que el año 2022 fue uno de los más mortíferos para los palestinos de los que se tiene constancia, y añadió que “las fuerzas israelíes y los colonos mataron a más de 200 palestinos, entre ellos más de 50 niños, hirieron a miles más y demolieron más de 800 viviendas palestinas”.

También compartió un tuit del grupo estadounidense Voz Judía por la Paz (JVP, por sus siglas en inglés), en el que se mostraban imágenes de vídeo de las fuerzas de ocupación israelíes destruyendo viviendas y otras infraestructuras en Masafer Yatta, en el distrito de Hebrón, al sur de Cisjordania ocupada.

“Apenas unos días después de la toma de posesión del nuevo gobierno israelí, las familias de Masafer Yatta ya se enfrentan a una nueva limpieza étnica”, tuiteó.

“La expulsión en curso de los residentes de Masafer Yatta por parte del ejército israelí se acelerará ahora a un ritmo aún mayor. No mires hacia otro lado. Salvad Masafer Yatta”, añadió.

“Cuando aún no ha transcurrido una semana desde 2023, el nuevo gobierno de apartheid de extrema derecha está avanzando hacia la limpieza étnica de comunidades enteras, lo que desplazaría a más de 1.000 residentes palestinos, incluidos 500 niños”, tuiteó Tlaib. “Todo ello con el apoyo de Estados Unidos, excavadoras y balas”, añadió.