Un grupo de colonos israelíes ha erigido este un asentamiento ilegal en Cisjordania en honor al líder espiritual del partido ultraderechista y anti palestino Sionismo Religioso, Haim Drukman, fallecido en diciembre.

El asentamiento habría sido levantado por el nieto de Drukman en los alrededores del asentamiento de Migdalim y acoge ya a cinco familias, según ha recogido la emisora pública israelí Kan. Los fundadores de este nuevo asentamiento han especificado que ha sido erigido cerca de la autovía Transamaria para alterar la contigüidad territorial palestina, mientras que el nieto de Drukman, Neve Schindler, ha recalcado que “es la mejor forma de conmemorar” a su abuelo.

Según Ghassan Daghlas, quien vigila las actividades de los asentamientos coloniales en el norte de Cisjordania, declaró que un grupo de colonos irrumpió en las tierras de la aldea y erigió varias casas móviles para que sirvieran de núcleo de un nuevo puesto de avanzada colonial.

Más de 800.000 colonos israelíes viven en asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este, que según el Derecho Internacional son ilegales y dificultan la solución de Dos Estados,