El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres,instó a Israel a detener inmediatamente la expansión de los asentamientos en la Cisjordania ocupada.

En una declaración Guterres expresó su preocupación por la construcción de más de 5.500 unidades de asentamientos israelíes en la zona C de Cisjordania.

Guterres subrayó que estos asentamientos constituyen una clara violación del derecho internacional y de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas.

Pidió el cese total de todas las actividades de asentamiento en los territorios palestinos ocupados e instó a la ocupación israelí a cumplir sus obligaciones legales a este respecto.

El Secretario General de la ONU subrayó que “la continua expansión de los asentamientos por parte de Israel en Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Este, alimenta la violencia de manera significativa y aumenta el riesgo de confrontación”.

Advirtió además de que estas acciones socavan el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación y obstaculizan la posibilidad de establecer un Estado palestino soberano basado en las fronteras anteriores a 1967.

Guterres hizo un llamamiento para que se revierta de inmediato la política de expansión de los asentamientos, subrayando que socava las perspectivas de una solución basada en dos Estados y de una paz justa, duradera y global en la región.