El asesor de la Asamblea de Ordinarios Católicos de Tierra Santa, Wadie Abu Nassar, denunció que los ataques contra santuarios cristianos en las ciudades de Jerusalén y Haifa han experimentado un preocupante aumento en los últimos años. En una entrevista concedida al sitio web de noticias Arab48, Abu Nassar informó que se han registrado 157 ataques contra lugares sagrados cristianos en los últimos cinco años, siendo el año pasado especialmente alarmante, con la documentación de 40 ataques contra monasterios y sitios sagrados, así como contra monjes y monjas.

El asesor destacó que en la ciudad de Haifa, algunos judíos religiosos han llevado a cabo actos provocadores en las cercanías del monasterio de Mar Elías, en el monte Carmelo. Asimismo, señaló que Jerusalén ha sido escenario de ataques a gran escala contra lugares sagrados en los últimos cinco años, aunque otras zonas también han sido objeto de ataques, aunque en menor medida.

Además de los 157 ataques documentados contra santuarios cristianos, existe un número considerable de ataques no registrados oficialmente. Abu Nassar expresó su preocupación por la frecuencia cada vez mayor de los ataques diarios, que incluyen actos tan indignantes como escupir a monjes y monjas, especialmente en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

El asesor culpó al gobierno israelí por el incremento de los ataques contra símbolos y lugares sagrados cristianos, argumentando que su gestión en funciones ha generado un ambiente tóxico, permitiendo que grupos de judíos religiosos se sientan por encima de la ley y gozen de impunidad frente a las consecuencias legales.